·

Polémicas declaraciones de la Gobernadora respecto del fatal incendio

Rosana Bertone redobló la apuesta en su pelea con el Municipio. Acusó a los funcionarios de Melella de "carroñeros".

Todos podían suponer que el trágico incendio ocurrido en la Margen Sur el pasado fin de semana, y que se robó la vida de dos pequeños hermanitos, iba a unir a la comunidad toda. Sin embargo, en las últimas horas se han podido apreciar todo tipo de bajezas por parte de la clase política.

En este caso y redoblando la apuesta en su lucha con el Municipio de Río Grande, la gobernadora Rosana Bertone apuntó directamente a los funcionarios del intendente Gustavo Melella y los acusó de “carroñeros”, indicando que habían utilizado la tragedia antes mencionada de “una manera baja”.

En el mismo tramo de la entrevista, la mandataria sorprendió a los medios presentes al dar a entender que el incendio de la tragedia, que es investigado hoy por la Justicia, fue provocado: “Desde el primer momento tuvimos información de que el hecho no era accidental”.

Asimismo, dejó entrever que la imposibilidad de contar con una ambulancia disponible las 24 horas para la Margen Sur responde sólo a la negación de los choferes de ambulancia del Hospital Regional Río Grande, tal como había declarado el delegado del Gobierno en nuestra ciudad, Mauro Coronel, tras una reunión con vecinos y referentes del sector.