·

Río Grande: La policía esclareció dos robos

Los ilícitos se cometieron en una peluquería y en una vivienda donde funciona un Privado. En los allanamientos se secuestraron diversos elementos y dosis de cocaína. Fue encontrada la caja registradora que fuera robada en la peluquería ubicada en Alberdi y Libertad. También un arma tipo Tumbera.

Cerca de las 23 horas de este miércoles, efectivos policiales fueron alertados de un asalto en una vivienda ubicada en la calle Ameghino al 800. En el lugar dos personas ingresaron a la vivienda manifestado ser “policías” que se encontraban realizando un allanamiento, claramente esto no era así.

Una vez dentro los malvivientes sustrajeron dinero y diversos elementos. Luego de que estos sujetos se retiraran dieron aviso a efectivos policiales de la Comisaria Primera.

Luego de una ardua investigación, y con la ayuda de la declaración de las mujeres que residen en ese lugar, lograron dar con el rodado, con en el cual se movilizaban estas personas.

En calle Goytisolo se procedió al allanamiento de la casa en donde se procedió al secuestro de una cartera, objetos personales, aparatos de telefonía celular y prendas de vestir.

También se requisó un automóvil Audi, en el cual fueron localizados otros elementos de interés para la causa. Por otra parte se hallaron restos de estupefacientes.

Otro allanamiento se registró en una vivienda sobre la calle Almafuerte al 900, donde se concretó el secuestro de prendas de vestir, celulares, accesorios varios de vestir. Asimismo se secuestró dosis de cocaína.

Robo a la Peluquería

En el marco de las investigaciones llevadas adelante por el hecho de hurto en la peluquería, ubicada en la intersección de las calles Libertad y Alberdi se concretó el allanamiento de dos viviendas emplazadas en calle Kau al 600 y Hoiken al 200, arrojando resultados positivos.

De los allanamientos se secuestraron prendas de vestir y resguardándose un arma de fuego de las denominadas “TUMBERA”

Luego de un rastrillaje por la zona fue localizada en un descampado una caja registradora que correspondería a la sustraída en la peluquería “ELISSE”.