·

Obras Sanitarias inspeccionó las nuevas plantas elevadoras cloacales

Corresponden a los barrios Argentino y El Mirador. Las obras financiadas por el PROMEBA (Programa de Mejoramiento de Barrios) y ejecutadas por la empresa Proalsa S.R.L. a instancias del Gobierno de la Provincia.

En horas de la tarde de este jueves, personal de la Dirección de Obras Sanitarias dependiente de la Secretaría de Obras y Servicios Públicos del Municipio realizó la inspección de las nuevas plantas elevadoras cloacales correspondientes a las obras financiadas por el PROMEBA (Programa de Mejoramiento de Barrios) en los barrios Argentino y El Mirador, ejecutadas por la empresa Proalsa S.R.L. a instancias del Gobierno de la Provincia.

El titular del área, Cristian Pereyra, explicó que “es fundamental previo a que el Municipio reciba las obras controlar que todo funciona correctamente y que cumplan con todos los requerimientos para su buen funcionamiento”.

“En este caso realizamos la inspección y prueba de plantas elevadoras cloacales correspondientes a los barrios Argentino y El Mirador”, informó, y agregó que “las pruebas se realizan exactamente con la misma rigurosidad que las que se hacen a urbanizaciones privadas o a obras propias del Municipio, con el mismo personal y las mismas exigencias”.

Cabe recordar que ésta obra se concretó a través del Programa de Mejoramiento Barrial (Promeba), articulado con la Unidad Ejecutora Provincial y a cargo de la empresa Proalsa SRL.

Por otra parte, Pereyra recordó que “se están realizando verificaciones similares en los seis barrios donde el Municipio ejecutó obras de agua y cloacas a través del programa Padre Mugica”.

“Ya completamos las inspecciones en el Barrio Unidos incluidas las conexiones domiciliarias y en el día de hoy avanzamos en el Barrio Betel”, detalló.

Pereyra recomendó a los vecinos de la zona que se acerquen a la Dirección de Obras Sanitarias donde serán informados acerca del procedimiento para vincular los domicilios al sistema cloacal primero y luego al sistema de agua.

El funcionario agradeció finalmente a los vecinos por su paciencia y manifestó que “estoy seguro que sabrán comprender que lo que hacemos es por el bien de todos, por la salud de los niños y adultos que viven en los barrios y que merecen que las redes cloacales y de agua funcionen correctamente y no sean un problema más adelante por no haber hecho los controles correspondientes”.