·

Lágrimas de payaso: El circo Ringling Bros cierra sus puertas para siempre

“El más grande espectáculo de la Tierra”, el Ringling Bros. and Barnum & Bailey Circus, cerrará para siempre sus puertas este fin de semana. La campaña en contra de los conservacionistas aceleró su caída.

Un elefante saca su trompa por una ventana y consuela a un niño enfermo. Un domador de felinos lagrimea cuando el animal sale del anillo por última vez.

Estas historias solo pueden ser originadas por artistas de circo, y en particular del que se ha popularizado como “El más grande espectáculo de la Tierra”, el Ringling Bros. and Barnum & Bailey Circus, que cerrará definitivamente sus puertas este fin de semana.

Hay otros circos que seguirán funcionando en al mundo, pero el Ringling era algo especial.

Por su tamaño, sus espectáculos, su historia. Ringling es el último circo que hay que se traslada en tren y si bien vivir en un tren puede ser duro, ofrece comodidades que otros circos no tienen. Como el vagón de las comidas, una guardería y una escuela para los hijos de los artistas que le dan vida al circo.

Ahora, todos ellos aseguran que tienen un nudo en la garganta.

Y que el domingo será triste.  Luego de 146 años, finalmente completarán sus presentaciones para recoger su carpa por siempre.

 

Dos siglos de circo

Desde el año 1800 el circo ha sido un elemento básico del entretenimiento americano sorprendiendo a todo su público con la presentación de una gran variedad de animales exóticos y acrobacias impresionantes.

A finales de mayo el gran circo realizará su última función, la última oportunidad para disfrutarlo será en el Coliseo Nassau Veterans Memorial en Uniondale, de Nueva York el domingo 21 de mayo.

Feld Entertainment anunció en enero que estarían concluyendo con sus giras para siempre debido a los altos costos y disminución de la venta de boletos.

“He tomado la difícil decisión de negocios de que el Ringling Bros. and Barnum & Bailey® tenga sus últimas funciones en mayo de este año” dijo el CEO Kenneth Feld. Los altos precios operativos y la caída en la venta de boletos “hicieron del circo un negocio insostenible para la compañía”, dijo Feld.

Y después de “la transición de dejar fuera a los elefantes, vimos una caída aun más dramática” en la venta de boletos, lamentó Feld.

Durante años, los elefantes habían estado en los reflectores y sus rutinas de baile eran uno de los actos principales.

Pero debido a la creciente crítica de grupos defensores de los derechos de los animales, el Ringling Bros. eliminó enteramente los actos con elefantes.

La agrupación PETA, que durante años cuestionó el trato a los animales del circo, celebró la noticia.

 

No sólo circo

Fuera del escenario, el Ringling Bros. dirige un centro de conservación de elefantes que se ubica en un terreno de 80 hectáreas en Florida, entre Tampa y Orlando.

Creada en 1995 por Ringling, la instalación se ocupa del estudio y el cuidado de los elefantes asiáticos, una especie en peligro que han utilizado en sus espectáculos.

El elenco completo del circo es de entre 250 y 300 personas. Con tres distintos equipos, el circo visita cerca de 115 ciudades al año.

Ringling Bros. fue fundado en Baraboo, Wisconsin, en 1884 por cinco de los siete hermanos Ringling.

La familia administró el circo hasta 1967 cuando fue vendido a Feld Entertainment, de acuerdo con la Sociedad Histórica de Wisconsin.