·

Argentina perdió con Francia y quedó fuera del Mundial Rusia 2018

La Selección no pudo mantener la ventaja en el 2-1 y cayó 4-3 ante Les Bleus. Mbappé fue la gran figura con dos goles. Sampaoli nunca encontró el funcionamiento.

Sabor a poco. A muy poco. Con ilusión y esperanza, pero con escasos pasajes de buen juego. El paso de la Selección argentina por el Mundial de Rusia 2018 se apoyó más en las esperanzas y en algo de la actitud que en el desequilibrio, y fue eliminada en octavos de final tras perder por 4-3 con Francia.

Con dudas en el juego, los nombres y el sistema, más un DT -Jorge Sampaoli- mirado de reojo, con una dirigencia que poco colaboró para tener una preparación adecuada. Y fue lógica y, en definitiva, justa, la partida del equipo nacional en esta instancia del torneo. Porque no merecía llegar a cuartos de final y quedar entre los mejores ocho de la Copa.

Todo cuesta arriba fue el primer tiempo para el equipo nacional. Desde el arranque, los franceses hicieron sentir su velocidad ante una endeble defensa, con un Kylian Mbappé imparable.

A los ocho minutos, al hombre del Paris Saint-Germain lo bajaron en el borde del área y Antoine Griezmann reventó el travesaño.

Dos minutos después, Éver Banega no pudo controlar la pelota en campo rival y Mbappé corrió 60 metros sin que Nicolás Tagliafico ni Javier Mascherano pudieron cortarlo, y sí lo hizo Marcos Rojo, pero adentro del área. Y Griezmann abrió el marcador desde los doce pasos.

 

¿Qué hacía Argentina?

Poco. Porque en su función de “falso 9”, Lionel Messi no tenía peso con los desbordes de Ángel di María y Cristian Pavón, ya que nunca llegaba al área arrancando desde atrás. Y en defensa se seguía mostrando débil, marcando en línea ante un conjunto veloz.

Y mientras usaba con desbordes y centros que no le llegaban a nadie apareció Di María con un zurdazo imposible desde afuera del área, que se metió al lado del palo izquierdo de Hugo Lloris cuando quedaban cuatro minutos para terminar la primera parte.

 

Segundo tiempo

Con el ánimo alto tras la igualdad sobre el final, Argentina arrancó el segundo tiempo con otra alegría porque Gabriel Mercado desvió un remate de Messi para poner el 2-1 y lograr la remontada.

Pero después llegaría una pesadilla. A los once, Benjamin Pavard metió un sablazo para el 2-2 después de un desborde por la derecha de la defensa y tras un mal despeje de Tagliafico.

Y en cuatro minutos, Mbappé demostró que fue la figura del partido desde el comienzo, con dos goles que destruyeron a la Selección y sentenciaron el final de su participación en el Mundial. Ni el descuento del Kun Agüero en el descuento

Un final que termina siendo lógico por lo que mostró el equipo durante toda la Copa, que fue poco y nada. Con las dudas ante Islandia, la debacle con Croacia y las ganas frente a Nigeria, pero con problemas internos y de conducción, con un Sampaoli que nunca encontró los nombres ni el sistema.